¿Cómo controlar la innovación y administrar el conocimiento?

9 Marzo, 2017 / Artículos
bd9435f235cb4005045f2e6c43e9346a_XL

Las empresas más antiguas y exitosas que existen hoy en día son resultado de una historia de fracasos y éxitos, crisis y crecimiento, pero sobre todo de una respuesta oportuna a las situaciones cambiantes.

No podemos dejar de pensar en empresas de tecnología y comunicaciones, la generación de energía, la industria y el transporte, pero también en la parte de alimentos y productos de consumo hemos visto en el último siglo y medio, una transformación que ha cambiado la faz de la tierra y la forma en la que la percibimos.

Hoy, un joven de menos de treinta años, de acuerdo a su percepción, que carezca de una mini computadora en la mano, la cual le sirve además para hablar por teléfono, es el equivalente a haber vivido en la época de los Romanos. Para quienes son un poco más grandes de edad, les pasa lo mismo en el concepto de la televisión y las computadoras, y a los más viejos, el hecho del automóvil o el propio baño dentro de la casa.

La tendencia sigue acelerándose. La innovación en usos cotidianos va a seguir dándose y en consecuencia el consumidor estará adecuándose a los nuevos tiempos.

Pero las empresas exitosas, ¿cómo lo logran? Uno de los principales factores es el control del conocimiento y la innovación dentro de la empresa. Por supuesto, todas las empresas mencionadas gastan enormes fortunas en la investigación y el desarrollo de nuevos productos, pero no se quedan ahí. Estas empresas generan ambiente de innovación y la controlan. Además, están las compañías emergentes que han logrado crecimientos asombrosos gracias a un proceso adecuado de innovación.

Sería muy fácil para un empleado que tenga una idea innovadora a partir del conocimiento que ha generado en su estancia dentro de una empresa, salirse y hacerla suya creando una nueva empresa. Ha sucedido, pero también ha habido demandas por uso indebido de propiedad intelectual que, las empresas han demostrado que fueron generados mediante la inversión de las mismas durante la estancia de esas personas.

El éxito de las empresas que generan nuevas tecnologías o innovaciones importantes, es motivar y recompensar la innovación dentro de la empresa. Además, generan grupos de trabajo para evaluar las ideas generadas por los empleados y procuran retroalimentar y justificar la implementación o no de las mismas.

Por otro lado, estas empresas procuran estar observantes de las tendencias de la industria, del mercado y las ambiciones de sus consumidores potenciales. No solamente buscan satisfacer las necesidades actuales del consumidor, sino también adelantarse a las necesidades futuras. Ayuda estar al pendiente de lo que hacen sus competidores e industrias afines. Hace treinta años, nadie hubiera pensado que Sony o Samsung desplazarían a Kodak en la fabricación de cámaras de fotografía.

Las empresas líderes en innovación procuran que los procesos innovados queden apropiadamente documentados desde su diseño conceptual hasta las más mínimas especificaciones con objeto de poder comunicar apropiadamente a todas las áreas encargadas de su desarrollo y comunicación.

Adicionalmente, invierten en áreas jurídicas o asesores independientes expertos en el registro de patentes marcas y de propiedad intelectual, con objeto de proteger su inversión en el mismo.

Por último, controlan contablemente todos los recursos invertidos en el proceso de innovación, con objeto de valorar la posible rentabilidad de cada nuevo proyecto.

¿Todo esto es imposible para una pequeña o mediana empresa? La historia demuestra que es un proceso de mucho trabajo, pero no imposible.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE535

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Etiquetas:, , ,

Te puede interesar