Cómo generar Resiliencia Corporativa

24 Febrero, 2017 / Artículos
resiliencia-2

¿Quién no se ha encontrado frente a frente con la adversidad en la vida? Situaciones que, de forma natural, nos encuentran en el camino y donde existen dos opciones: rendirse ante el asunto en cuestión o hacer de la resiliencia un recurso de aprendizaje y crecimiento.

La resiliencia es la capacidad de hacer frente a las complicaciones o adversidades, es fortalecerse de ellas. Así, personas y/o grupos completos logran capitalizar la oportunidad que una situación desafortunada les ofrece y, convertirla en fortaleza.

Encontramos ejemplos en todas las esferas, como en el mundo del arte, Frida Kahlo hizo de su dolor su motor y principal expresión, siendo ello el sello de su generación artística; otro personaje que sin duda merece mencionarse, es Nelson Mandela (no en vano ganador del Premio Nobel de la Paz en 1993) quien fue capaz de soportar años de prisión e injusticia con una meta clara, superar la abrumante discriminación y consolidar la igualdad.

Si bien, en general las definiciones de resiliencia se aplican a las personas, también las organizaciones pueden ponerla en práctica pues es un asunto de capacidad humana, asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas. Organizaciones en todas latitudes han demostrado la posibilidad de obtener una oportunidad de una crisis, e incluso naciones enteras que, ante la adversidad política o económica, encuentran nuevas oportunidades de prosperar entablando nuevas relaciones.

En las mediciones de un estudio presentado por una organización de Capital Humano, la resiliencia corporativa revela algunos de sus elementos esenciales en la opinión de los colaboradores, al dar respuesta a varias premisas como: el papel de los líderes, al estar alineados y listos para convertir el error en oportunidad con acción oportuna, el nivel de involucramiento del colaborador para así ser capaz de generar soluciones innovadoras, la tolerancia al error, siendo ello una posibilidad ante la cual se responde con claridad y prontitud, así como asegurarse de crear un equipo cuya disposición al cambio sea una característica, donde la resiliencia sea ya un recurso por tema de cultura.

Por otro lado, contratar colaboradores que compartan la cultura de la organización es también un componente importante, nuestros estudios con las organizaciones calificadas determinan que el 77% de los colaboradores perciben un reclutamiento cultural compatible con la organización, en tanto que, en las no calificadas, el 60% percibe adecuado reclutamiento cultural.

Así, sin duda alguna, el índice de liderazgo y competencias culturales es también un dato a destacar en temas de cultura de adaptación al cambio y oportunidad de generar resiliencia corporativa, considerando que, para generar Excelentes Lugares de Trabajo, el 50% de tal consideración depende del ejercicio de los líderes.

Así aunado a la medición de las condiciones anteriores, entre otras, algunas formas para generar resiliencia corporativa, como herramienta de supervivencia y éxito son:

  • En momentos de crisis evitar tipificarlos como temas imposibles de resolver.
  • Asumir las circunstancias que no pueden cambiarse, establecer objetivos, caminos realistas de solución y tomar acciones decisivas y asertivas.
  • Aprender e investigar sobre lo que otras organizaciones han hecho en alguna situación similar en aras de hacer frente a la situación con visión constructiva y positiva.
  • Crear y mantener buena relación con los stakeholders para fortalecer las filas cuando haya que reaccionar o adaptarse a un cambio imprevisto.
  • Mantener una constante línea de comunicación con stakeholders para recibir oportuno feedback y abrir las puertas a la innovación y soluciones en tiempos de crisis.
  • Contar con los mecanismos internos necesarios para concebir el fracaso como una posibilidad y con el coraje suficiente para hacer del trabajo, la estrategia, la confianza y la innovación, para evitar el colapso ante cualquier eventualidad.
  • Integrar memoria corporativa para documentar las medidas tomadas en momentos de crisis y su resultado, para evitar el riesgo de repetir la historia una y otra vez.
  • Tener presente en todos los niveles de la organización que la única constante en la vida, es el cambio y que ello es también un componente indispensable para el éxito de las organizaciones.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar