¿Cómo gestionar los datos para la innovación?

5 Julio, 2018 / Artículos
economia-colaborativa

El expandido uso del “big data” en muchas industrias y mercados nos ha dado una idea de cómo se puede favorecer su uso. Conozca la visión de expertos que analizan las condiciones necesarias para alcanzar progresos.

Un término que se ha hecho familiar para el entorno empresarial más allá de la industria tecnológica es el de Big data. Este “universo de datos” ha alcanzado trascendencia de la mano de la analítica, lo cual está permitiendo a las organizaciones recoger, visualizar y analizar grandes volúmenes de datos a alta velocidad, los cuales se convierten en información valiosa para la toma de decisiones más acertadas especialmente en los negocios.

Así, las tendencias que convergen en la era digital han facilitado la aparición de nuevas ideas, emprendimientos, servicios y hasta grandes empresas. Pero el uso del big data no se ha limitado a lo netamente empresarial, pues las organizaciones de gobierno asoman como un agente clave para usar e impulsar el análisis de grandes volúmenes de datos.

Uno de los expertos mundiales en esta área es Stephen Brobst, Chief Technology Officer (CTO) de Teradata, compañía especialista en brindar servicios relacionados con esta tecnología. Entre 2008 y 2012, Brobst fue parte del Consejo de Innovación y Desarrollo de Barack Obama y el 2014 fue nombrado el cuarto CTO más importante de los Estados Unidos.

Gobiernos, big data e innovación

Consultado por AETecno sobre esta experiencia, Stephen Brobst comentó que vivimos una era en la que “necesitamos empezar a pensar en los datos como un agente importante del gobierno y hacer algo con ello”. Por lo mismo, valoró mucho que el gobierno de Obama haya sido el primero en tener un CTO (director de tecnología).

“Una de las cosas significativas que hizo Obama fue la iniciativa de Open Data, eso significa que todas las agencias del gobierno publiquen todos sus datos gratuitamente, a menos que viole la privacidad y seguridad. Y luego dejar que el mercado innove con eso; así se crearon muchos trabajos, innovación, algo muy poderoso”, explicó el directivo de Teredata.

Por esta razón, Brobst enfatizó que “los gobiernos no deben tratar de controlar la innovación, sino que deben facilitarla, poniendo las ideas, los datos, las herramientas y luego alejándose de allí”. Es decir, el rol de los gobiernos están en buscar las maneras de facilitar la innovación, dejando que el mercado tome estos datos y los maneje, más que en tratar de controlarla.

Y en cuanto a las empresas, es categórico: “En el siglo XXI todas las compañías serán compañías de datos o serán extintas”. Según el experto de Teradata, la mayoría de las empresas están comprendiendo y necesitan averiguar qué hacer con sus datos, cómo monetizarlos o sacar productos de allí. Pero aún hay un largo camino para avanzar.  “La pregunta es: los que no la usan, deberán aprender cómo usarla o se deberán apartar”, puntualizó.

La mirada empresarial

Aun así, la expansión del big data entre distintas industrias es una muestra clara de la tendencia. Salud, energía, comercio y retail, educación y la recaudación de impuestos por parte del gobierno son ejemplos claros para Brobst del potencial de uso de la analítica de datos entre las organizaciones de hoy.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar