Cómo innovar y no morir en el intento

5 Mayo, 2016 / Artículos
orig (23)

Actualmente, innovar en los negocios se ha convertido en un verdadero reto. Si seguimos la premisa bíblica de que “no hay nada nuevo bajo el sol”, nos daremos cuenta de que innovar va mucho más lejos de simplemente crear algo nuevo y diferente para el mundo. En realidad, las necesidades no cambian; siempre han sido y serán las mismas.

La innovación en nuestra empresa puede venir de la manera en que desarrollamos los procesos, formamos un ambiente de trabajo agradable en el que cada miembro se vuelve una fuente de ideas, mezclamos conceptos o incluso la manera en la que nos comunicamos con nuestros clientes.

Al hablar de este tema nos viene a la mente una gran cantidad de ejemplos sobre empresas globales que han logrado su éxito creativo mediante la ideología, no solamente seguir un camino diferente, sino de crear su propio camino.

En este artículo mencionaremos un par de ejemplos de emprendedores mexicanos que destacan por su desmesurada creatividad y su poco freno en la manera de hacer negocios:

Para empezar tenemos el ejemplo de Alejandro Tamayo, presidente de Corporativo FK Gastronómico, quien ha optado por desarrollar restaurantes conmemorativos de Frida Kahlo mezclando la alta cocina mexicana con matices artísticos del emblemático personaje.

Asimismo, ha hecho una jugada arriesgada trayendo por primera vez a México el gastromapping, que convierte una cena convencional en toda una experiencia gastronómica en la que los comensales activan sus cinco sentidos y comparten la mesa con Frida Kahlo. Simplemente escuchar sobre esto genera una gran expectativa para cualquier cliente.

Otra emprendedora destacada es Nabila Aiza, fundadora de Autonoble, un club de privilegios enfocado a los amantes y dueños de autos de superlujo en México. Ella detectó un área de oportunidad interesante, ya que los poseedores de esos vehículos difícilmente encontraban un ambiente seguro y agradable para disfrutarlos. Ella decidió crear todo un rally de experiencias para ellos, que va desde plataforma digital de noticias y eventos en autódromos hasta viajes internacionales para presentaciones de marcas exclusivas. Literalmente, ella decidió crear un nuevo camino para sus clientes conductores.

A continuación te presento algunos consejos recopilados de estos emprendedores que te ayudarán a no darte por vencido para desplegar los mecanismos innovadores que te permitan desarrollar una ventaja competitiva en tu negocio:

  1. Se vale equivocarse

Cuando existe un proceso de cambio, hay una probabilidad alta de que al menos una cosa salga mal. Cada iniciativa que tengas implica un riesgo, pero si tu empresa no tiene una cultura abierta a los cambios, tu empresa difícilmente subsistirá. El mercado está muy competido y los pocos lugares que quedan serán para los líderes que se atreven a probar cosas diferentes.

Como diría el gran filósofo Nietzche: “Vivir con seguridad resulta peligroso.”

  1. Invertir es divertido

Cada ocasión en la que piensas que ahorrar te vuelva más rico, en verdad te haces más pobre. Si bien muchos dicen que invertir es caro, el no invertir es mucho más caro. Tienes que arriesgarte a invertir y disfrutarlo como en un juego. Tienes que darte cuenta de que las ideas que de inicio parecen malas, muchas veces no lo son. Más bien necesitan ser mejor trabajadas.

Como diría el gran inversionista Charlie Munger: “La gente subestima la importancia de unas pocas buenas ideas simples. La lección es que unas pocas buenas ideas simples realmente funcionan.”

  1. Deja la capa muy bien guardada

A veces como emprendedores queremos ser superhéroes y tener el copyright de las mejores ideas. Esto, lejos de beneficiar a la empresa, provoca un avance mucho más lento de los objetivos. Deja de ver a las personas a tu alrededor como empleados, ya que en realidad son talento humano que necesita ser motivado y que tiene un potencial formidable que no quieres desaprovechar.

Como diría Isaac Newton: “Si yo he visto más allá, es porque logré pararme sobre hombros de gigantes.”

  1. Crea un ambiente que cuestione a la autoridad

No hay nada peor que tener gente a tu alrededor que siempre te dé la razón. El riesgo es altísimo, pues aunque tengas un equipo terminarás decidiendo todo solo o, peor aún, terminarás pensando que tu juicio es perfecto y nunca te equivocas porque todos siempre están en la misma sintonía. Es lo que le sucede a muchos dictadores en el mundo.

Lord Acton decía: “Con un poder absoluto hasta a un burro le resulta fácil gobernar.”

Cada cambio que introduce novedades debe verse con objetividad y sin prejuicios para que exista apertura y se desarrolle adecuadamente. Es importante aclarar que estudios recientes indican que cerca del 70% de las innovaciones no resultan; sin embargo, son las empresas más exitosas las que no se desmotivan ante esta estadística. Aprendamos a innovar e innovemos aprendiendo. Es así.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar