Empresas ágiles: resultados rentables

15 Mayo, 2017 / Artículos

La transformación digital avanza a tal velocidad que las empresas deben tener la capacidad de modificar sus modelos de negocio para asegurar una mayor entrega de valor al cliente en menor tiempo. Construir “Empresas Ágiles” va mucho más allá de una metodología o una tecnología, ser verdaderamente ‘ágiles’ representa una evolución integral de la compañía para generar rentabilidad por medio de la innovación constante.

En plena era digital, para que una empresa sea exitosa es fundamental que ésta se encuentre adecuadamente diseñada para ser más eficiente. Las empresas deben estar preparadas para que roles claramente definidos puedan realizar una gestión integrada y efectiva; para ello requieren de transformar su estructura, gobierno, procesos, métodos, plataformas tecnológicas, pero sobre todo a la cultura organizacional.

Para transformarse en una “Empresa Ágil”, los líderes del sector deben priorizar y situar en primer plano el talento humano. Aprovechar al máximo el poder de desarrollos digitales implica reinventar la cultura corporativa y modelos operativos, lo que potencia la participación de las personas en la mejora del valor y del servicio al cliente, así como en la creación de valor para el negocio.

Los cambios en el mercado se viven de manera permanente en todas las industrias, por ello es crucial reducir los tiempos de entrega de soluciones, así como en los procesos de innovación. Lo ‘ágil’ se caracteriza por un enfoque de resultados y beneficios, por colocar a los colaboradores y la mejor experiencia de los clientes en el centro de sus diseños, así como por ser una forma de apalancar tecnologías y capacidades de proveedores para que sean partícipes de la rentabilidad y de los resultados del negocio.

Una transformación ‘ágil’ debe considerar un cambio profundo en la relación entre la tecnología y el negocio. Aquí los líderes son los responsables de tener una visión clara, capaz de identificar rápidamente los obstáculos y entablar relaciones de colaboración que estén basadas en un modelo de gestión por métricas automatizadas.

Los altos volúmenes de sistemas complejos en las organizaciones, así como divisiones de negocios fragmentadas, resistencia al cambio y altos estándares de cumplimento (compliance) son algunos de los retos de la transformación hacia una “Empresa Ágil”. El traspié más notorio es que las empresas han tratado de ejecutar novedosas metodologías sin considerar la necesidad de realizar cambios a gran escala en prácticas de diseño de trabajo, capacidades y cultura organizacional.

Evolucionar el modelo operacional de entrega, desde una perspectiva de IT y de negocios, es una etapa fundamental para que las transformaciones Agiles en el país puedan ser exitosas en el corto plazo. Las empresas de distintas industrias pueden mejorar el tiempo de lanzamiento de productos y servicios al mercado hasta un 60%, lo cual generaría ganancias de costo de oportunidad, así como de posicionamiento de innovación en un entorno de alta competitividad.

En México, tomar acción hacia modelos de negocio ágiles exige que el grupo de tecnología se integre de manera transversal a las diferentes aéreas de negocio, con lo que logrará una alineación estratégica hacia un impacto en la economía de escala. De esta manera, las empresas podrán ejecutar su transformación digital atacando a los temas de fondo y desarrollando nuevas capacidades para alcanzar el alto desempeño.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

 

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar