En la innovación está la clave del desarrollo sostenible en América Latina

21 Noviembre, 2016 / Artículos
america_latina

Ante los pocos recursos con los que cuentan los países de América Latina y el Caribe para enfrentar los desafíos que representa el desarrollo sostenible, es imperante que busquen formas innovadoras para ofrecer los servicios que demanda la población en armonía con el medio ambiente.

Ese planteamiento lo expresó el vicepresidente de países del Banco Interamericano de Desarrollo, Alexandre Meira Da Rosa, en una encuentro que esa entidad sostuvo con representantes de alrededor de 400 organizaciones de la sociedad civil de la región en Santo Domingo, los días 8 y 9 de noviembre.

“En toda la región hay que pensar en clave de desarrollo sostenible, no solo República Dominicana. Tenemos desafíos muy grandes que nos imponen el cambio climático y la demanda de la sociedad”, sostuvo Meira Da Rosa.

El evento constituyó un debate animado acerca de qué manera se puede garantizar el crecimiento sostenible en la región y así mejorar vidas para esta y futuras generaciones.

Una de las conclusiones fue que el primer y más grande desafío es lograr la sostenibilidad ambiental, asegurar una mejoría de las playas y garantizar el acceso al agua potable a la gente, que es un recurso vital.

Meira Da Rosa opinó que para lograr un desarrollo sostenible también hay que hacer frente al desafío que representa la parte fiscal. “Que los gobiernos puedan recaudar dinero de manera justa es clave para que los gobiernos puedan hacer, de lo contrario no pueden invertir”, dijo.

Considera que los países de América Latina y el Caribe cobran muy pocos impuestos y con un mal procedimiento, cuando es posible recaudar mejor sin tener que aumentar los montos.

Entre las medidas que se pueden tomar, de parte del BID se planteó un mejor uso de la energía por parte de la población y que haya un subsidio para este servicio solo dirigido a quien realmente lo necesita.

Apuntaron que es importante que los países diversifiquen su matriz de energía, privilegiando las que tengan menor costos, no solo financieros sino también los ambientales.

En cuanto a las plantas a carbón que se están construyendo en República Dominicana, el vicepresidente de países del BID expresó que hace unos años que ese organismo decidió no financiar ese tipo de generación de energía, basados en las consecuencias ambientales que eso acarrea, pero también destacó que las plantas a carbón modernas son muy eficientes.

“Las plantas a carbón de última generación contaminan menos que el diesel, por ejemplo. Son una alternativa viable”, dijo.

La Fundación Sur Futuro, que representó a la sociedad civil dominicana, planteó la necesidad de trabajar ampliamente en la conciencia de la población para que entiendan que el cambio climático es inevitable, que se deben adaptar a esa realidad y actuar en consecuencia.

“En el país se observa el impacto del cambio climático en los cambios de los patrones de lluvia, lo que trae pérdidas muy grandes en la agricultura”, puntualizó Eduardo Julia, coordinador de Cambio Climático, de la Fundación Sur Futuro.

República Dominicana cuenta con una Estrategia Nacional de Desarrollo que contempla prácticas para un crecimiento sostenible, además hay políticas para trabajar en la mitigación de los efectos del cambio climático, a través del Consejo Nacional para el Cambio Climático.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar