¿Gestión del conocimiento o del talento?

11 Octubre, 2017 / Artículos
conocimient

La Gestión del Conocimiento es una constante en la actual literatura asociada al Management y también a la Innovación. Se contempla como un recurso a disposición de las personas y de las organizaciones para lograr sus fines o simplemente para facilitar sus procesos.

Para definirlo de una forma sencilla suelo utilizar su aplicación práctica: los datos existen, pero no son más que datos.

Para sacar conclusiones de los mismos tenemos que relacionarlos entre sí mediante lo que denominamos Información.

Una vez establecidas las relaciones podemos sacar conclusiones aplicativas mediante el Conocimiento.

Así pues, los Datos se transforman en Información y ésta en Conocimiento.

Este proceso no está exento de dificultades, pero es aceptado de forma global como la sistemática a seguir para lograrlo.

Con un esquema como el anterior, definimos:

  • ConocimientoCapacidad de entender una información proveniente de datos.

Hasta ahora este tema parecía claro, pero empieza a proliferar el vocablo Talento y la Gestión del Talento. ¿Cómo diferenciarlos? ¿Qué indica cada cual?

  • TalentoCapacidad para el desempeño o ejercicio de una ocupación.

Se trata, al igual que el Conocimiento, de una aptitud, de una capacidad para entender.

¿Son sinónimos? ¿Se trata de aplicar la misma metodología de trabajo?

No son sinónimos, y tampoco lo pretende la literatura que actualmente prolifera en los RRHH.

Si anteriormente ha podido quedar claro lo que es el Conocimiento y cómo hacerlo efectivo en una Organización (tránsito de los datos a la información y su transformación en conocimiento), el Talento aplica más a las personas y a su capacidad de desempeño, a su aptitud para determinada ocupación.

Podemos diferenciarlos en un proceso temporal:

  • Primero se requiere tener Talento.
  • Con el Talento seremos capaces de realizar una Gestión del Conocimiento.

Ambos son aptitudes:

  • La primera (talento) es de la persona y requiere un proceso de aprendizaje, de asimilar los contenidos para poderlos aplicar (formación).
  • El segundo ya está más cerca de ser una habilidad derivada de poseer talento, lo aplicamos con una metodología concreta para sacarle partido.

No son sinónimos pero sí complementarios

Difícilmente se podrá Gestionar el Conocimiento si no se dispone de Talento. El Talento lo gestionaremos en diferentes direcciones, siendo la del Conocimiento una de las determinantes.

La Gestión del Conocimiento se suele aplicar al conocimiento externo de la organización o al interno que posee la propia organización, pero en pocas ocasiones lo utilizamos para gestionar el propio conocimiento, el personal, el de nuestra persona individual. Y puede ser una herramienta de gran utilidad.

Esta Gestión tendrá en cuenta tres apartados diferenciados:

  • ¿Qué Habilidades tenemos-Actitudes?
  • ¿Qué Conocimientos tenemos-Aptitudes?
  • ¿De qué Relaciones disponemos-Red?

El primer paso será el realizar el inventario de estos apartados en nuestra propia persona. No es fácil pero siempre nos queda el recurso de acudir a especialistas, a contrastar con compañeros o testar la opinión de otros sobre nosotros. Sería lo más aproximado a realizar nuestro CV de “conocimiento”.

Dentro de este inventario separaremos dos bloques:

  • Cómo me ven
  • Cómo creo que soy

Una vez realizado este paso, es importante focalizar el objeto del mismo, es decir ¿para qué lo estoy haciendo? Supongamos que me estoy planteando un nuevo trabajo o reconducir mi trayectoria profesional, etc.

En este momento nos será de utilidad el confeccionar una tabla como la siguiente (Tantas como temas sobre los que quiera analizarme):

De esta forma tendremos, por ejemplo 4 temas sobre los que quiero hacer mi gestión del conocimiento personal: área de materiales polímeros, métodos de análisis, confección de memorias, organización de archivos. Ello nos lleva a:*Pondremos “conozco” y en otras tablas “habilidad” y en otras “relaciones”

  • 4 tablas como la descrita (una para cada uno de estos 4 temas)
  • Además, 4 tablas adicionales cambiando “conocimiento” por “habilidad”
  • 4 tablas adicionales cambiando por “relaciones”

Este simple mecanismo nos determinará dónde estamos y qué debemos gestionar, incluso nos permitirá detectar áreas en las que no disponemos de información y que tendremos que conseguirla para transformarla en conocimiento.

La forma de archivarlo para su gestión cada cual la realizará como considere. Yo utilizo tablas Excel.

Por último un tema no menor que surge cuando confrontamos los dos conceptos: gestión y conocimiento.

La palabra “gestión” lleva asociada una cierta carga de limitación, de ordenar dentro de unos límites, imponer lindes entre los que transcurrir o simplemente una disciplina que tener en cuenta.

Por otro lado la palabra “conocimiento” parece más asociada al pensamiento, creatividad, bucear nuevas posibilidades, búsqueda de alternativas o simplemente ausencia de barreras limitadoras.

¿Son compatibles? ¿Es una limitación al “conocimiento” el “gestionarlo”? ¿Será preferible dejar “fluir” el conocimiento?

Los partidarios de que el “conocimiento” sólo aparece con la creatividad y que ésta es sinónimo de libertad de búsqueda del conocimiento abogan por no poner barreras o limitaciones propias del concepto “gestión”. Ello implicaría el dejarlo fluir, dejar libertad de investigación y creatividad.

Por contra, los partidarios de que la “gestión” optimiza el proceso, lo agiliza y especialmente orienta todo el esfuerzo hacia la Estrategia de la organización, ponen el énfasis en la necesidad de no dispersar esfuerzos y orientar el trabajo.

Propuesta:

  • El Conocimiento hay que dejarlo fluira partir de los datos disponibles e información correlacionada.
  • Sólo es una fase dentro del proceso general de Innovación y transversal en todo él. Se encuentra desde las fases de creatividad hasta las fases de conclusiones.
  • El proceso general hay que gestionarlo.

Si la organización está más orientada a las fases iniciales de creación, dominará el proceso de “fluir”, mientras que si lo está en las fases más tardías dominará la gestión. En el primer caso se requiere “cantidad” para elegir mientras que en el segundo se requiere ajustar y rematar.

Hay organizaciones focalizadas en ambos extremos o en cualquier situación intermedia, lo importante es saber la ubicación de cada cual para poder elegir la mejor estrategia con relación al Conocimiento.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar