«Health Valley»: la innovación al servicio de la salud

30 Enero, 2018 / Artículos
innovacion-salud

Sangre sintética, creada en laboratorio, que podría solucionar en el corto plazo el drama de las transfusiones a pacientes con tipos sanguíneos inusuales, y que a diario provocan situaciones de vida o muerte en los hospitales. Órganos «editados» a nivel genético en animales, listos para ser trasplantados a humanos. Cientos de vidas salvadas gracias a las instrucciones de resucitación cardiovascular que da Alexa, el sistema de inteligencia artificial hogareña de Amazon, en una iniciativa conjunta de la empresa de Jeff Bezos con la Asociación de Cardiología de EE.UU.

Las tres novedades del primer párrafo, que son hechos ya ocurridos o proyecciones de futuro cercano realizadas en los últimos meses entre los cientos de avances que se están anunciando en temas médicos, hablan del «momentum» disruptivo que está atravesando el área de la salud, en lo que tal vez sea el segmento con dinámica de cambio más acelerada junto a las finanzas, el transporte, la energía y el entretenimiento.

En el negocio médico, el «premio» a la innovación es astronómico: por fallas de mercado y otros problemas de incentivos, se estima que entre un cuarto y un quinto de los tratamientos prescriptos no son los indicados. Y la inclinación a curar en lugar de prevenir (mucho más barato y deseable) también puede ser atacada mediante creatividad y nuevos descubrimientos.

Este último dilema fue el que inspiró al emprendedor cordobés Raul «Pitu» Cabanillas, de 32 años y oriundo de Río Ceballos, a mudarse al «Health Valley», un polo de innovación en salud que funciona en Holanda, en la localidad de Nijmegen, luego de peregrinar con su proyecto por Buenos Aires, Bruselas, Valencia, Barcelona y París.

En 2015, junto a su socio Tomás Buedo fundaron Fuelling, una aplicación con la cual las organizaciones pueden premiar a sus empleados que llevan una vida saludable y activa. El sedentarismo correlaciona alto con la mayor parte de las enfermedades modernas y por eso están en alza las herramientas que promueven, con tecnología y entretenimiento, un incentivo a moverse. Un dato: se estima que los jugadores de Pokémon Go caminaron, en conjunto y gracias al juego, unos 9.000 millones de kilómetros sumados.

Cabanillas y su equipo fueron incubados por Rockstart, la principal aceleradora de startups en Holanda, y mientras completan su ronda de inversiones siguen trabajando en el producto en el Novio Tech Campus, donde se codean con científicos, emprendedores y estudiantes. El país ofrece una «Visa Start up» por la cual se puede crear allí una empresa, con cuenta bancaria, en 10 días sin ser residente.

«Argentina puede jugar en las grandes ligas en esta revolución, por el capital intelectual que tenemos, tanto en ciencias médicas como en programación», cuenta Marcos Martínez, uno de los directores de Fligoo, una empresa desarrolladora de software especializada en consumo, móviles y big data.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar