Innovación Intersticial (interstitial innovation)

16 Mayo, 2018 / Artículos
emprenddimiento

Un nuevo paradigma para el mundo más allá de la clásica innovación serial y singular innovación exponencial.

I.- ¿POR QUÉ ES TAN FUNDAMENTAL LA INNOVACIÓN PARA EL DESARROLLO?

Porque es la relación entre el presente y el futuro, es decir entre lo cierto de ahora y lo desconocido del futuro y muchas de las decisiones que se toman en el mundo están enmarcadas en esta relación. El proceso de innovación está destinado, para que sea exitoso, a producir un producto o un servicio real o virtual, que hoy día no es conocido, y que satisfaga actuales o nuevas necesidades creando desafíos y oportunidades con amenazas, alegrías y dolores.

La incorporación de innovaciones en productos y servicios es hoy día algo común, siendo el teléfono inteligente un ejemplo rutinario de cómo ha cambiado lo que era un vetusto, negro, pesado, escaso y caro aparato y cómo ha evolucionado hasta transformarse en una herramienta multipropósito y funcional. Si no se quiere reconocer que este tipo de disrrupciones está en vigencia y que se está acelerando es porque simplemente se quiere ignorar el rápido desarrollo de la comunidad y del mundo.

También se sabe que vendrán muchos cambios en muy diferentes áreas y sectores que hoy son importantes a nivel local y a nivel global y que esas actividades están afectas o están sufriendo transformaciones debido al incremento de las innovaciones que surgen como consecuencia del empleo de nuevas tecnologías o enfoques. Los científicos, ingenieros y otros profesionales, técnicos o autodidactas que están trabajando en estas actividades de innovación, acostumbran anticipar los problemas que resolverán con sus trabajos, las necesidades que satisfarán, los avances que se han realizado y los beneficios que se obtendrá una vez que se logre alcanzar los resultados esperados de sus trabajos, proyectos y emprendimientos.

Estos temas son una parte importante de lo que cada año se ha presentado en muchas de las charlas que comprende por ejemplo el “Congreso del Futuro” y otros miles de eventos similares en el mundo. En ellos se presentan muy diferentes temas y se trata de destacar los efectos y los pasos que se espera que se siga en cada uno de esos cientos de anuncios y los aportes que se logrará cuando se constituyan en objetos, servicios o procesos reales y estén proporcionando los supuestos beneficios que fueron anticipados.

Los aportes y propuestas surgen de las comunidades que invierten, investigan  y consumen en cuestiones especializadas como: agricultura, alimentación, ganadería y pesca; o salud, medicina, farmacopea, equipamiento; o vivienda, sustentación, confort, flexibilidad; o transporte, vehículos, vías; o aire, mar y tierra; o turismo, entretenimiento, arte, hotelería y restauración; o educación en sus diferentes niveles, desarrollo de la ciencia y del conocimiento, en situ o distribuida;  o en comunicaciones, medios, cobertura, territorialidad, y múltiples áreas y sectores de reconocida importancia en la vida actual y futura.  Ciertamente los aportes casi siempre estarán acotados y sesgados por sus particulares visiones, saberes e intereses.

Sin embargo, frente al innovar o morir, es fundamental que los gobiernos, los congresos y los sistemas judiciales y rectorías universitarias se incorporen ellos mismos a la innovación y le aporten, a menos que quieran llegar a ser cada día más engorrosos, caros, e ineficientes y obstruyan, retrasen o reduzcan con sus medidas la carrera de la innovación y con ello el desarrollo de sus respectivas naciones.

Existen diferentes procesos que se utilizan para lograr innovaciones. Cada área o sector de actividad manufacturera o de servicios (públicos y privados) se enfrenta a cambios que muchas veces son la aplicación de una o más innovaciones. Entre esos cambios hay algunos que se reconoce que llegarán a ser comercializables muy pronto y otros cambios que, aunque son más bien lejanos, no dejan de estar presente en las decisiones que se toman en las diferentes instituciones, decisiones que pretenden dar respuesta a problemas reales o a necesidades mal satisfechas o emergentes.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar