Innovación: la llave para crear la historia del futuro

10 Abril, 2018 / Artículos
tipos-innovacion-empresarial

Es probablemente imposible definir la evolución de nuestra historia sin considerar el esencial rol que ha tenido la innovación como el mayor transformador de avances en materia de bienestar y desarrollo.

Mirando hacia el futuro, no podemos quedar atrás y necesitamos crear los espacios y capacidades para que, en una economía globalizada, podamos transformarnos de testigos en protagonistas.

En estos momentos estamos como país en una posición realmente privilegiada, con abundancia de materias primas fundamentales para la economía del futuro (cobre y litio) y con un potencial gigantesco para desarrollar energías renovables a bajo costo. Según la literatura, los factores naturales y geográficos ayudan, pero sin el capital humano requerido para ser protagonistas de una economía globalizada, es poco lo que se puede hacer.

La brecha en materia de inversión en innovación de 0,4% para nuestro país con relación al 2,4% de la OECD, y el rango de 3-4% de los países referentes como Finlandia, Dinamarca, Israel o Corea, nos plantea un desafío que debemos enfrentar.

La buena noticia es que no partimos de cero. De hecho, han habido iniciativas y avances destacables en materia de innovación por parte de las administraciones anteriores de Bachelet y Piñera que han generado ya un ecosistema favorable a la innovación, posicionando a Chile como país pionero en innovación. Ejemplos como Start-Up Chile o que se logre generar una industria de US$1 billón en activos bajo administración de capital de riesgo, nos pone a la cabeza en Latinoamérica en la materia, de acuerdo a lo recogido por el LAVCA Scorecard Report.

A pesar de estos avances, todavía nos queda mucho por hacer si queremos que estos logros sean una política de estado que llegue a ser un efectivo motor social de progreso dejando un mejor legado a las generaciones venideras.

En un momento en que debatimos sobre la importancia de fortalecer las bases para un desarrollo sostenido e inclusivo, es donde necesitamos más que nunca que nuestro país tome la vanguardia y sea protagonista en el desarrollo del mundo del mañana.

En esa línea, es fundamental avanzar en varios elementos, como: una formación académica en donde la innovación sea parte del desarrollo de competencias y habilidades; a partir del nuevo ministerio de Ciencias, facilitar el desarrollo de una institucionalidad pro innovación en ciencia y tecnología conectada a necesidades del mundo real; entender muy bien los patrones de sustentabilidad ambiental y social que definen los límites para generar ideas sustentables; y aprovechar las instancias creadas en el sistema público a través de la digitalización y productividad que permitan tener un ecosistema referente en la materia.

Si priorizamos estos temas en acciones concretas hoy, podremos pensar en un mejor legado de meritocracia, movilidad social, desarrollo y justicia a las personas para permitirles ser los verdaderos protagonistas en el desafío de construir la historia del futuro.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

 

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar