Innovación y Emprendimiento: cómo no morir en el intento

30 Octubre, 2017 / Artículos, Sin categoría
orig (53)

Según la Small Business Administration de Estados Unidos, más del 50% de las pequeñas empresas fracasan en el primer año y el 95% naufraga en los primeros cinco. Estos datos nos provoca preguntarnos por qué todavía la innovación y el emprendimiento siguen siendo un camino de vida tan recurrente si los resultados nos demuestran que el fracaso está a la vuelta de la esquina.

Pero no hay que asustarse con éstas cifras, si tienes una idea de negocio innovadora con la convicción que va a satisfacer alguna necesidad de un segmento, lo mejor es preguntarse qué es lo que viene y cuáles son los pasos a seguir para no morir en el intento.

Estructura tu idea, con un buen nivel de desarrollo que asegure que es más que un Beta. Haz que el concepto creativo que has generado, se transforme en un negocio con todas las formalidades que necesita. Hazlo legal, crea tu marca, piensa en la forma de generar ingresos y lo más importante, cómo lo facturaras. En este proceso hay mucha literatura, por lo cual no creo necesario profundizar más.

Planifica la puesta en marcha de tu negocio: en esta etapa debes tener muy claro los objetivos y los hitos que debes ir consiguiendo en este camino, además de los riesgos y barreras que se presentarán. En este ámbito es muy importante mitigar los riesgos.

Organiza tus ideas y recursos con la finalidad de que tu planificación y los objetivos se transformen en una realidad. Si tu emprendimiento tiene una componente comercial, debes desarrollar los canales de distribución, modelos de precios, genera publicidad que sea cercana y entendida por tus clientes objetivos y ten promociones que te permitan dar velocidad a las ventas.

Controla tu negocio día a día. Define los indicadores que explican de mejor forma los resultados, así tomaras decisiones que te permitirán corregir errores o fortalecer lo que estás haciendo bien. Identifica y comprende cuales son las palancas que hacen crecer tu negocio. No cometas el error de dejar el resultado final de tu negocio, margen o utilidad, como el único indicador a seguir.

El pilar fundamental de un negocio exitoso es llevar a la acción cada actividad y/o decisiones que se tomen, asegurando la más alta calidad. Ejecutar bien una estrategia es un factor predominante en el éxito de un negocio.

Hacer bien el trabajo en tiempo y forma es hoy en día un elemento diferenciador de la competencia. Un compromiso cumplido hace que tu negocio tenga un valor competitivo, incrementando las ventas y el valor de la empresa.

Si eres un emprendedor talentoso que busca innovar, esta pequeña guía podrá ayudarte para emprender y no morir en el intento.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

 

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Etiquetas:, , , ,

Te puede interesar