La fábrica de soluciones a los problemas de 1,000 millones de personas

18 Julio, 2016 / Artículos
cloud

Google tiene siete productos que individualmente concentran más de 1,000 millones de usuarios, señala Lino Cattaruzzi, director general de la empresa en México.

Ese tipo de soluciones tienen el nombre de moonshots. No todas las empresas, emprendedores o ge­nios pueden desarrollar cosas que sean utilizadas por 1,000 millones de personas. Y mucho menos que las usen todos los días:

“Nos usan todos los días. Larry (Page) dice que es el test del cepi­llo de dientes, que todos los días tienen que usar esos productos, y eso lo logramos”, señala Lino Cattaruzzi, el argen­tino que en abril de 2014 llegó a dirigir Google en este país.

Yobie Benjamin, uno de los pio­neros del mundo de la tecnología, que lo mismo desarrolla sistemas de pago para la Reserva Federal de Estados Unidos, que asesora a la NASA o fondea y administra empresas de innovación en cualquier rincón del mundo, comentaba durante la feria de tecnología de Hannover, el CeBit 2016, que si quieres resolver problemas trates de resolver los problemas que impacten a 1,000 millones de personas, pues ésa es la forma más fácil de hacer 1,000 millones de dólares (mdd).

Eso es un moonshot. Benjamin expuso que una cura para el virus de Zika es un moonshot, por ejem­plo. Google es otra gran idea que impulsa el desarrollo y supervi­vencia de la humanidad. Surgió como una solución que miles de millones de personas adoptaron.

“Google se crea con una misión específica, que es organizar la in­formación, hacerla universalmente accesible y útil”, recuerda Catta­ruzzi. “En el camino empezamos a crear muchas cosas dentro de Google; en un momento quisimos replantearnos un poco si todo esta­ba dentro de la misión de Google, porque había cosas que excedían la misión de Google.”

Para darle más foco a algunas de las apuestas de Google, como sus moonshots, crearon Alphabet, que es una organización que está por encima de Google.

“¿Eso qué significa? Significa que Google va a tener aún más foco y va a poder seguir hacien­do la magia que ha creado en el pasado, mejor y más rápido. Y el otro punto es que vamos a poder crear un montón… bueno, si Alpha­bet son las letras, Google sería la ‘G’, entonces imagínate que se crea un montón de espacio para poner mucho de otras compañías y un montón de otras apuestas con mu­cho foco y mucha accountability”, dice Cattaruzzi.

Una compañía convencional

“G is for Google”, así se ti­tuló la carta que Larry Page, presidente ejecuti­vo de Alphabet, le man­dó a sus inversionistas en agosto de 2015, en la que explica: “Como Sergey (Brin) y yo escribimos en la carta de los fundadores originales hace 11 años: Google no es una compañía con­vencional. Y no nos proponemos convertirnos en una.

“Hicimos muchas cosas que parecían locas en su momen­to –continúa Page–. Muchas de esas locuras tienen ahora miles de millones de usuarios, como Google Maps, YouTube, Chrome y Android. Y no nos hemos detenido allí. Estamos aún intentando hacer cosas que otros piensan que son lo­curas, pero con las cuales estamos muy emocionados.

“Ha sido nuestra creencia que a través del tiempo las empre­sas tienden a volverse cómodas haciendo lo mismo, sólo realizando cambios graduales. Pero en la in­dustria de la tecnología, en donde las ideas revolucionarias dirigen las grandes áreas de crecimiento, tienes que experimentar la incomodidad para mantenerte relevante.

“Hoy, nuestra compañía está operando bien, pero creemos que podemos hacerla una empresa más transparente y responsable. Por ello, estamos creando una nueva compañía llamada Alphabet. Estoy muy contento de dirigir Alphabet como su presidente ejecutivo con la ayuda de mi capaz socio, Sergey, quien desempeñará el papel de presidente.

“¿Qué es Alphabet? Alphabet es mayormente una colección de compañías. La más grande es, por supuesto, Google.”

Lino Cattaruzzi reitera que no son una compañía tradicional y no quie­ren serlo: “Alphabet forma parte de esa no tradicionalidad.”

Alphabet tuvo ingresos por 20,257 mdd durante los primeros tres meses de 2016. Este resulta­do fue 17% mayor que lo reporta­do durante el primer trimestre de un año antes, recordó Ruth Porat, CFO de la firma.

Alphabet reemplazó a Google Inc. como entidad en la Bolsa y todas las acciones se convirtieron también, con el mismo número y derechos. Resalta que en febrero de este año, luego de un fuerte reporte trimestral, la empresa de Mountain View rebasó por primera vez a Apple por valor de mercado. La competencia por ser la empresa más cara del mercado continúa todos los días.

La capitalización de mercado de Alphabet Inc. sumaba 498,490 mdd el pasado 25 de mayo, al cierre del mercado. Sus títulos cerraron en 725.27 dólares, luego de un alza de 0.72% durante la sesión. Mientras que las acciones de Apple cerraron en 99.62 dólares, tras ganar 1.76% en la jornada, pero reportaban un valor de mercado que suma un monto de 545,660 mdd.

“Hay siete productos que tienen más de 1,000 millones de usua­rios”, recuerda Cattaruzzi. “Google es una compañía tremendamente exitosa, que además ha crecido, he­mos comprado compañías y se nos han incorporado conocimientos”.

Dice que Alphabet es un poco como levantar la cara hacia el futuro. Hoy hablan de inteligencia artificial, de autos que se manejan solos, de realidad virtual, de nuevas formas de organizar la información: “Entonces estamos dentro de un mismo paraguas que es Alpha­bet, pero empezamos a generar nuevos espacios. Google nace para organizar la información y hacerla universalmente accesible y útil. ¿Hay una relación entre los autos sin chofer y Google? No lo creo. Significa que Google tiene que dejar de invertir en eso, bueno como el Google viejo sí, y para eso se creó Alphabet, para que podamos seguir invirtiendo en esas cosas”.

Lino Cattaruzzi afirma que es levantar la mirada y entender hacia dónde van y separar los negocios. Poner más orden. “Nos dimos cuen­ta que tenemos un montón de cosas que sabemos hacer muy bien como Google y que podíamos llevarlo más allá de lo que estábamos haciendo, y es ahí donde surge Alphabet.”

―¿Qué es la parte que está dejando dinero?

―La parte que está dejando todo el dinero hoy es toda la parte que tie­ne que ver con advertising que está dentro de Google, a pesar de que Google tiene otras apuestas con fibra, etcétera, en otros países.

Eso sigue siendo lo que da la mayor parte de dinero, explica.

Lino Cattaruzzi menciona que había una percepción por ahí de que eran muy grandes o desmedi­das las apuestas de la empresa, sus moonshots. En realidad, dice que no lanzan muchos y eso es parte de lo que hacen ver a los inversio­nistas y clientes con esta nueva organización:

“Creo que eso es muy sano y muy bueno, cuando vos mirás en el total del tamaño de la compañía y, justamente es una de las cosas que se hicieron al discriminarse los moonshots, en los últimos reportes financieros. Los moonshots son una parte pequeñita, muy aspiracionales y creemos que van a tener un impacto enorme de cara hacia el futuro.”

Lino medita un poco y suelta: “No son apuestas, primero, porque no perseguimos los trimestres a partir de los resultados en la Bolsa. Y número dos, son apuestas que yo creo que van a ser muy rentables, algunas de hecho ya son parteaguas en el futuro mediano y lejano.”

Insiste en el punto: “No todo lo que hacemos lo hacemos por el beneficio económico y sobre todo no lo hacemos por un beneficio económico inmediato. Es más, creemos que hay que sentar las ba­ses de innovación y de una apuesta más larga en el tiempo que genere ecuaciones de valor dentro de 5 o 10 años –y ahora voy a decir Alphabet en lugar de Google–, que per­mitan que Alphabet siga creciendo al ritmo que ha venido creciendo en los últimos años.”

―¿Una empresa da los re­portes financieros y per­sigue las metas econó­micas a corto y mediano plazos, y otra está lan­zando los moonshots?

―Más o menos, yo creo que Alphabet es el paraguas por el que se gestiona absolutamente todo, des­de lo que nos da el dinero, la oferta de ingresos más importante hoy como es la publicidad; pero toda la innovación va a seguir estando ahí y se requiere tremenda innovación para que los usuarios nos sigan usando todos los días. Entonces el contexto dice que hoy es la mayor fuente de ingresos y de resultados para la compañía, perfecto, y sobre eso no hay duda, pero no significa que no haya grandes apuestas de innovación ahí y grandes moonshots dentro de Google, también hay.

La expectativa que tiene Lino Cattaruzzi es que con el tiempo no sólo haya moonshots en Alphabet, sino que algunos de esos moonshots comiencen a convertirse en grandes fuentes de ingreso para la compañía que van a empezar a crecer.

“Google va a seguir. Yo creo que como tenemos tantos productos que la gente usa todos los días y es­tamos tan incorporados en la vida de las personas, eso va a continuar, pero vamos a generar otras cosas con gran creación de valor dentro de Alphabet”, confía el directivo de la empresa.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

 

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Etiquetas:, , ,

Te puede interesar