La reinvención de la rentabilidad

12 Diciembre, 2016 / Artículos
innovacion_presup

La continua transformación tecnológica no sólo ha brindado beneficios a las compañías alrededor del mundo; sino que ha redefinido el juego empresarial. Actualmente ha desaparecido el 52% de las empresas que figuraban en la lista Fortune 500 del año 2000, sea por quiebra, extinción o adquisición; por lo que la apertura y conocimiento de la transformación digital es imperante en los niveles directivos, para fomentar un efecto de rentabilidad y productividad empresarial, que asegure la permanencia del negocio a largo plazo.

México debe evitar caer en la trampa de ingresos medios; es decir, en el estancamiento o la baja productividad, lo que conduce a la parálisis del crecimiento real del PIB. Las nuevas tecnologías, especialmente las relacionadas con Internet de las Cosas (IoT), la Inteligencia Artificial (IA) y la robótica no sólo modifican los modelos de negocio y el entorno de competencia, también pueden resultar ser la mejor respuesta al desafío de generar ganancias sostenibles y aceleradas.

Estas nuevas tecnologías son la clave para impulsar la rentabilidad y productividad. Se prevé que para el año 2020 los ingresos globales a través del Internet de las Cosas asciendan a más de 8,600 millones de dólares, mientras que para 2035 la Inteligencia Artificial podría duplicar las tasas anuales de crecimiento económico al cambiar la naturaleza del trabajo.

Los ejecutivos que ya integraron la transformación digital en su agenda de crecimiento pueden identificar una subsecuente ola de beneficios, entre los que destacan la mejora de productos y servicios, la optimización de cadenas de suministro, desarrollo de nuevos flujos de ingreso, lo que significa la reinvención constante de sus procesos tradicionales del negocio y el continuo mejoramiento de los niveles de servicio de sus negocios.

Esta trasformación en tiempo real ya la viven fuertemente economías como China y Estados Unidos, quienes tienen 84 y 78 millones, respectivamente, de dispositivos conectados a Internet, seguidos por la República de Corea con 19 millones, mientras que México se ubica como la décima nación en dicho rubro con 8 millones de conectores.

Hoy, los negocios integran la Inteligencia Artificial en su agenda inmediata de transformación, pues su implementación en los modelos de negocio permite solucionar el crecimiento ralentizado, la caída de eficiencia de capital, el debilitamiento de la productividad y la redefinición de talento especializado. Los nuevos alcances tecnológicos determinarán el nivel de certeza con la que las empresas construirán rentabilidad en sus proyectos de innovación con gran agilidad a través del máximo desempeño de su talento; por eso, el 46% de los decisores de negocio confían fuertemente en el asesoramiento de sistemas inteligentes, como herramienta de gestión, en tiempo real.

Hablar de Inteligencia Artificial en los modelos de negocio significa: sentir, comprender y actuar. Los sentidos se activan a través del procesamiento de la tecnología a través de audio, imagen y habla. La comprensión gana velocidad y agilidad a través del procesamiento del lenguaje natural, lo que permite a los sistemas analizar y ejecutar la información. Actuar, implica emprender acciones en el mundo físico como resultado de procesamientos inteligentes a través de la automatización. Un ejemplo de Inteligencia Artificial se ve con claridad en la industria automotriz a través del piloto automático y las capacidades de frenado asistido en los automóviles.

El verdadero reto para gestionar negocios maximizando las capacidades de las nuevas tecnologías está en el talento. Debemos reevaluar el tipo de conocimientos y habilidades necesarias para el futuro de los negocios, por medio de la preparación a las siguientes generaciones de talento; además de fomentar la creación de leyes adaptables y auto-mejorables para cerrar la brecha entre el ritmo del cambio tecnológico y el ritmo de la respuesta regulatoria; así como identificar el valor diferencial que los nuevos puestos de trabajo demandan con la consiguiente revalorización de los ingresos.

De esta manera, la tecnología define un nuevo juego de desempeño empresarial, donde tecnología y talento ganan un protagonismo de alto valor.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar