Las claves para las empresas en la carrera hacia la digitalización

1 Mayo, 2018 / Artículos
aca9d604-f8b5-413c-ad21-67f68eeb09dc

El camino a la digitalización impone a las organizaciones nuevos retos para tomar el ritmo que exige un mundo digital. De acuerdo con expertos de Steelcase, líder global en innovación e investigación de entornos laborales, esto pone en la agenda la creación de espacios que den soporte y formen equipos mucho más ágiles.

 

“Conforme la transformación digital toma forma, los líderes necesitan replantear la manera en que empoderan a sus empleados y marcan el cambio hacia un visión de cultura, así como de fuerza de trabajo digital”, opinó Mario Cantón, director de Customer Experience de Steelcase México.

 

“Este proceso comienza desde el espacio físico, pues posibilita que coexistan diferentes estilos y ritmos de trabajo a través de la tecnología, al tiempo que apalancan la inteligencia digital para mejorar tanto la experiencia, como la productividad, así como el panorama completo de las empresas”, agregó.

 

Relacionado con el diseño de dichos entornos, está el ADN de agilidad que deben tener las empresas del siglo XXI, explica Mandy Sutherland, consultora senior de la división Applied Research + Consulting de Steelcase, refiriéndose a la capacidad de responder y adaptarse en un contexto digital. Según la experta, este elemento genera colaboradores más abiertos al aprendizaje y la innovación.

 

Con esto en mente, Steelcase definió 10 insights de los equipos ágiles que pueden desencadenar la transformación en las empresas:

 

Hacer lo implícito algo explícito: Los miembros del equipo añaden valor al hacer su contenido visible y accesible. Compartir verbalmente y visualmente, tanto en forma digital, como análoga, ayuda a construir conocimiento.

 

Idear, probar y confiar : Crear esta dinámica con todos construye confianza y mejora el rendimiento. Un equipo ágil redefine las fallas como éxito, pues es ahí donde el aprendizaje ocurre.

 

Aprender juntos: El aprendizaje mutuo se extiende con el tiempo, pues se desarrolla un sentido de pertenencia y compromiso.

 

Medir, mejorar y concentrarse: Los equipos ágiles trabajan codo a codo para generar retroalimentación que les ayude a mejorar y crecer en lo individual y grupal.

 

Estar presente: Esto quiere decir tanto en lo físico, lo emocional y lo social. De esta manera, se abre el flujo de la comunicación de manera efectiva.

 

Considerar el ambiente: Un entorno adecuado y pensado en el bienestar les permite cumplir de mejor manera con sus tareas.

 

Cambiar de liderazgo: Los líderes de estos equipos empoderan y eliminan obstáculos. Se comunican de manera diferente, respondiendo a los problemas en el momento, sin dejar de lado la toma de decisiones compartida.

 

Ver todo el panorama: Estos grupos trabajan mejor cuando toda la organización adoptan prácticas ágiles. Buscan crear soluciones en conjunto y actuar como un solo  ente.

 

Crear una “tribu” : Funcionan como una unidad con interdependencia, valores, así como propósitos compartidos. De esta forma, son conscientes de que su trabajo conecta y contribuye al de sus compañeros, así como la organización en general.

 

Involucrarse con la comunidad: Se consideran parte de una comunidad global, que los hace sentir satisfechos al realizar contribuciones significativas, buscando ayudar a otros, crear empatía y compartir conocimiento.

 

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

 

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar