Las ‘grietas’ que amenazan con congelar el crecimiento de la economía mundial

25 Enero, 2019 / Artículos
brexit

En los últimos meses se han producido una cascada de revisiones a la baja de numerosos organismos e instituciones para el crecimiento mundial. Los desafíos que amenazan a la economía global son cada vez mayores y más profundos, y los que parecían temporales no terminan de desaparecer. Más allá de las decisiones  acertadas o no de los bancos centrales hay varias ‘grietas’ que podrían acabar dañando la estructura en la que se apoya el crecimiento global.

Los economistas de Bank of America Merryll Lynch (BofAML), liderados por Ethan, S. Harris, siguen creyendo que esta desaceleración no tiene que ser tan pronunciada como la sufrida en 2011 y 2012 (con la crisis de deuda en la Eurozona), “pero el riesgo es que la historia se repita”.

Como otros muchos organismos, desde BofAML ya han recortado las previsiones de crecimiento para EEUU, la Eurozona, Japón, Canadá y México: “Los próximos indicadores podrían mostrar mayor debilidad”. Además, los problemas en China no se van a resolver de un día para otro y la contribución de este país al crecimiento es uno de los pilares de la economía mundial. Los economistas de este banco ven varias grietas que pueden profundizar la desaceleración:

1.- Los factores que están frenando el crecimiento en la Eurozona se atribuyeron en un principio a cambios regulatorios y a otras cuestiones temporales. Sin embargo, estos lastres siguen presentes y parecen bien asentados en otros problemas más graves como “la débil demanda de China y una caída en la confianza, particularmente en Italia, donde la incertidumbre política es muy elevada. Italia caerá probablemente en una recesión técnica y Alemania la evitará por los pelos… además, el BCE ha reconocido que los riesgos a la baja (para el crecimiento) se han impuesto”.

2.- En el Reino Unido, el Brexit ha sido letal para la confianza de consumidores y empresas. “El gasto en capital de las empresas ha colapsado. La incertidumbre sigue siendo importante respecto a los términos del divorcio: aunque ahora la posibilidad de un Brexit blando es mayor no se puede descartar todavía un dolorosísimo Brexit sin acuerdo”.

3.- Por otro lado está Japón, donde la historia es muy similar a la de la Eurozona. La debilidad inicial parecía provocada por el “ruido de una serie de datos y desastres naturales, pero ahora la desaceleración se ha convertido en una caída de la confianza similar a la de Europa, reflejo de los problemas comerciales”, aclaran desde BofAML.

4.- En EEUU desaparece el chute de estímulos fiscales que ha compensado el impacto de la guerra comercial y el resto de incertidumbres que sí han golpeado al resto del mundo. “A medida que los estímulos desaparezcan y la incertidumbre política se imponga, EEUU se unirá al club de la desaceleración”.

5.- Quizá la grieta más importante sea la que se está abriendo en China“La desaceleración está siendo más rápida de lo que se esperaba”. Los economistas de BofAML creen que el crecimiento del ‘gigante asiático’ es inferior al que publican los organismos oficiales del país. La clave está en los deflactores que usa el Gobierno de China que podrían estar sobreestimando el crecimiento real (a precios constantes o descontando la subida de precios), que según otros modelos podría ser de un 4,4% en lugar de un 6,4%.

Todas estas grietas se han ensanchado en los últimos meses, pero siguen siendo tan solo grietas. El escenario base de los economistas de BofAML sigue previendo una desaceleración, no una recesión. Lo normal sería que la tensión entre China y EEUU afloje entre febrero y marzo, que el cierre del Gobierno en EEUU se solucione en el mismo periodo de tiempo, que Reino Unido evite el desastre con el Brexit y que un mercado de petróleo ‘barato’ y relativamente estable apoye a la economía. Con todo ello, la desaceleración quedaría en una pausa que se ha prolongado más de lo previsto.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

El Economista

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar