Los jóvenes no están eligiendo las profesiones del futuro

28 Julio, 2017 / Artículos
profesiones-del-futuro

El reporte del Banco Mundial (BM) “At a Crossroads: Higher Education in Latin America and the Caribbean” advierte que 44.7% de las personas que se integran a la educación superior, lo hacen en estudios relacionados con las ciencias sociales, las leyes y los negocios.

En tanto que 21.3% en ingeniería, manufactura y construcción; 12.5% en educación; 9.0% en salud y seguridad social; 5.5% se enfoca en la ciencia; 4.4% en humanidades y artes; 1.7% en la agricultura, y 0.7% en carreras de servicio.

En The Future of Jobs, otro reporte del BM, se señala que se materializa un nuevo mercado de trabajo mientras que otro está siendo desplazado.

El giro obedece a la automatización y robotización de los puestos laborales en los próximos años, explica Javier Vargas, vicepresidente de Right Management para Latinoamérica de Manpower.

“En los próximos años, 45% de las posiciones de trabajo que hay hoy, van a ser automatizadas en cierta medida, no el trabajo completo pero sí buena parte de sus funciones. En tanto que 4% de algunos de estos empleos van a ser totalmente automatizadas”.

Hace apenas una década el trabajo de un contador consistía en elaborar diversos procedimientos que requerían de su conocimiento, hoy muchas de las actividades contables de una persona física o moral se pueden hacer a través de portales electrónicos o con programas específicos.

En ese sentido la demanda de empleos se inclinará a las áreas Stem (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por sus siglas en inglés), así como la manufactura y producción, en tanto que las oportunidades serán menos pronunciadas en sectores como la administración y trabajos de oficina.

“Manpower Group lanzo una encuesta de escasez de talento y lo que vimos en la encuesta es que 40% de los empleadores tienen problemas para cubrir posiciones y de las posiciones más difíciles para cubrir tienen que ver con las posiciones Stem, ingenieros tanto mecánicos, eléctricos y de ingeniería civil, personal de tecnología de la información líderes y gerentes de TI, y técnicos de producción y mantenimiento”, relata.

Aunque el cambio de paradigma laboral está “a la vuelta de la esquina” se acentuará más en los integrantes de la generación Z, conformada por jóvenes que nacieron entre 1995 y 2005; alrededor de 65% de ellos se integrarán a puestos de trabajo que aún no existen, advierte Vargas.

Pero no se tienen que hacer previsiones a largo plazo para atender este cambio. En México, por ejemplo, las áreas que crecen con más velocidad son la automotriz y la aeronáutica en el caso de las regiones del bajío y centro del país.

Actualmente las carreras mejor pagadas son las de química, estadística, finanzas, minería y extracción, física, farmacéutica, ingeniería en motores de vehículos, barcos y aeronaves, medicina, arquitectura, urbanismo, ingeniería industrial, mecánica, electrónica, tecnología y programas multidisciplinarios generales, explica Graciela Rojas, directora del Movimiento Stem en México, al retomar datos del Observatorio Laboral.

Los egresados de estas carreras, en promedio, tienen salarios que van de los 14 a los 30 mil pesos.

Pero datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía dejan ver que 78.22% de los estudiantes de 18 años no están interesados en dedicarse a las ciencias.

El sueldo que recibirán los egresados del futuro no es lo único que preocupa, señala Rojas, porque la innovación y productividad de un país también se vería afectada en caso de que se integren menos estudiantes a esas áreas.

Mujeres, las más afectadas

Este cambio de paradigma laboral afectaría sobre todo a las mujeres debido a que se integran con menos frecuencia a las áreas de estudio y, por lo tanto, laborales en las áreas Stem.

De los estudiantes de 18 años que planean ingresar a las carreras Stem, 8% son mujeres.

“Las mujeres al no están tan integradas a estas carreras van a provocar que se abra la brecha de género y que las oportunidades se compliquen mucho más para nosotras”, explica.

No se cubrirá la demanda de trabajadores con estas habilidades que requieren las empresas, si no se integra a las mujeres a estas áreas de estudio.

La presidenta del movimiento Stem propone generar campañas de concientización enfocadas a padres y estudiantes para dirigir la educación basada en proyectos y retos.

“La reforma educativa fue un gran avance, pero para que lo veamos materializado van a pasar 20 años. Vamos tarde, tenemos responsabilidad como sociedad civil para empujar este cambio fuera de las aulas”, afirma.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar