¿Los líderes podrán desvincular la gestión humana de lo automatizable?

28 Marzo, 2019 / Artículos

Si bien la era digital está transformando las bases de las organizaciones, Leo Piccioli considera que el futuro será más humano de lo que la mayoría cree. Y es que la tecnología inevitablemente está avanzando a tal punto que muchos cuestionan su impacto en la sociedad y en la economía. ¿Qué puestos de trabajos se mantendrán vigentes y cuáles no? La automatización es un hecho y el líder debe entender estos procesos en pro de su compañía.

En su libro recientemente publicado “Soy Solo – Historias honestas de un liderazgo para ser feliz en el siglo XXI y más allá”, lo explica. Para comenzar a abarcar el tema, expone las cinco tendencias de cambio que fueron elaboradas de acuerdo a los patrones que muestra hoy la sociedad y lo que estamos viviendo: la búsqueda de la felicidad, la ubicuidad, la exponencialidad, la responsabilidad y la automatización.

Según el especialista en management disruptivo, estas tendencias implican que todo lo automatizable será automático y los humanos se centrarán en labores propiamente humanas como por ejemplo, ser más felices, responsables del planeta, pensar a largo plazo, entre otras.

“De alguna manera considero que los trabajos repetitivos (como de las máquinas), no son de humanos. Cuando dejamos que las máquinas los hagan, podremos hace trabajos propiamente humanos potenciando la empatía, la creación y resolución de problemas”, asegura.

Leo apunta a que es el líder el que tiene que entender qué labores son “para humanos” y cuáles no, y tomar decisiones en base a eso. Pensar en el futuro y actuar en el presente aumenta las posibilidades de éxito y felicidad. El líder es el que debe entender la automatización y donde situarla. Sus colaboradores pueden potenciar la compañía, siempre y cuando estén aportando en los puestos adecuados.

Tendencias en el liderazgo

Piccioli apunta a que en un corto plazo, las tendencias que inciden más en el liderazgo son la automatización y la ubicuidad. “El concepto que tenemos que entender es que cualquier tarea repetitiva se va a automatizar. Si yo no quiero automatizarla en mi empresa, otra persona lo va a hacer, será más eficiente que yo y eventualmente, va a ser el líder del mercado”.

Agrega: “El trabajo del líder es mirar esto con optimismo y poder, aún sin saber cuál será la foto final, llevar a la gente a un futuro mejor a través de la automatización”.

Si nos enfocamos más a mediano y largo plazo, el argentino apunta a que los conceptos claves serán responsabilidad y felicidad. Cada día se refuerza la opción de trabajar en una empresa amigable con el medio ambiente, en una empresa que sea afín a la visión propia o simplemente, una empresa que tenga políticas que aporten a la felicidad. “Como líderes tenemos que poder liderar eso también, quien lidere eso será un jefe más elegido que otro”.

¿Ser feliz en el liderazgo?

Pero por qué no, eso es precisamente a lo que apunta el título del libro de Leo Piccioli. Su experiencia logró traspasar las páginas al punto de mostrarse vulnerable frente a sus lectores. Y es que Piccioli llegó a ocupar el cargo de CEO de Latinoamérica de Staples y rumbo a ello, su camino profesional estuvo marcado por aprendizajes. Su libro se plasma de ello.

“Me mostré vulnerable, me mostré humano con emociones a veces inaceptables en una empresa. Me acuerdo un capítulo donde respondo, ¿alguna vez lloraste en el trabajo? Sí y eso me abrió la puerta a que me crean más. Entendamos que las emociones en el trabajo inevitablemente están, no podemos dejar el trabajo en el trabajo y la vida personal en casa. Somos uno solo y tenemos que entender eso y cuanto más alineados estemos y más armonía haya, mejor”, señala.

Las emociones y el aprendizaje son fundamentales y complementarios. “Es interesante porque hace poco me preguntaban cuáles son las claves para el liderazgo del futuro. Te diría dos palabras: humildad y curiosidad. Esa humildad que nos permite saber lo que no sabemos, que nos permite aceptar un error. Quien lidera es alguien que trata de sacar lo mejor de los demás, no trata de imponérselos”.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

América Economía

Share

Te puede interesar