Medios europeos destacan proyectos de Crystal Lagoons como lo último en  recreación de lujo

18 Agosto, 2016 / Noticias
Lagoon_playa (Small)

El medio madrileño El confidencial destaca cómo Crystal Lagoons ha sido capaz de darle vida a muchos complejos inmobiliarios relegados al olvido y a otros emplazados en lugares inhóspitos.

Amamos el mar y nos divierten las piscinas, sobre todos esas espectaculares que son de vértigo, están en lugares de ensueño, tienen formas sorprendentes (¿una mariposa?) o van a desembocar ya sabemos dónde y se hacen llamar infinitas. Pero de lo que vamos a hablar ahora no es ni del uno ni de las otras. De pronto las lagunas artificiales, bautizadas como cristalinas, se han colado en nuestras vidas, con sus aguas azul turquesa y sus playas de arena blanca, incluso muelles y palmeras, y el ánimo de convertir cualquier entorno en un paraíso idílico. ¿Agua en el desierto? Pero si en esta montaña no había laguna… La idea es tener todo esto a las puertas de casa. No tardarán en estar terminadas. El mercado del lujo está en plena ebullición.

En busca de una vida más idílica

Inevitablemente surge la pregunta: ¿pero hasta dónde somos capaces de llegar? Y con ella la respuesta. La da Sebastián Pillado, director regional de Crystal Lagoons, la multinacional de las lagunas cristalinas, para Europa: “Nuestro creciente portfolio de proyectos demuestra que el concepto y la tecnología de Crystal Lagoons no solo hace posible llevar la vida idílica de playa a cualquier lugar del mundo, agregando un inmenso valor a nuevas promociones inmobiliarias, así como a  proyectos exitosos existentes con nuevas fases de desarrollo. También muestra que, gracias a esta revolución inmobiliaria, los proyectos que están detenidos y sin venas, se reactivan y dinamizan”.

¿Un derroche? No, son ecológicas

Aún falta decir que todo se hace, según sus responsables, con “tecnología sostenible y un bajo consumo de agua y energía”, que se trata de un circuito cerrado, “consumen 30 veces menos que un campo de golf y la mitad que un parque de las mismas dimensiones, y utilizan 100 veces menos químicos que los sistemas de piscinas tradicionales”. Además, aprovechan cualquier agua: dulce, salada o subterránea. Cataluña, la Comunidad Valenciana, Andalucía, Murcia e incluso Madrid ya están en el punto de mira. En Málaga ya se ha hecho realidad; en la Costa del Sol tenía que ser. Las hay en Estados Unidos, Brasil, India, Chile, Tailandia o Egipto. Y las que están por venir. La empresa tiene 300 proyectos en marcha. En montañas y desiertos; no hay fronteras.

Alcazaba Lagoon, la primera de Europa

Un proyecto inmobiliario detenido y sin ventas, una de esas ‘ruinas’ sin romanticismo que nos legó el ‘boom’, en el bello municipio malagueño de Casares, será pronto Alcazaba Lagoon, un animadísimo complejo de aire andaluz de interior pero con playa. Queríamos decir con una laguna cristalina de 1,4 hectáreas que va a permitir, atención, la práctica de ‘paddle surf’, ‘kitesurf’, ‘windsurf’, piragüismo o vela. No sabemos qué pensará el Mediterráneo de todo esto.

Diamante Cabo San Lucas, en México

No es que falte agua en estos lares, porque Los Cabos son todo mar, pero este complejo de lujo en Cabo San Lucas brinda a su huésped no solo alojamiento exclusivo, gastronomía ‘gourmet’ y una piscina ‘infinity’, sino una laguna de cinco hectáreas, a cuya orilla hay un campo de golf que está entre los mejores del mundo y desde donde se puede emprender un inolvidable paseo a caballo en busca de una puesta de sol para acabar de componer la estampa del superlujo, que ya no solo está en Dubái.

Il Monte Galala-Sokhna, en Egipto

Esta ostenta el récord de ser la primera laguna artifical en un área montañosa. Nada menos que en Egipto, en el que es el octavo proyecto dentro del país. Esta vez en las montañas Sokha, donde se proyectan seis ‘mares’ que abarcarán cuatro hectáreas rodeadas de tres kilómetros de playas de arenas blancas que cambiarán totalmente el paisaje. La idea es que residentes y visitantes tengan vistas a las aguas cristalinas y disfruten de los deportes náuticos, que siempre es un plus en estos complejos exclusivos donde el lujo es cotidiano.

Terralagos, en Argentina

También el país del tango ha sucumbido a la tentación de las lagunas cristalinas. La de Terralagos es una laguna urbana localizada en las cercanías del aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires, el primer proyecto de los cinco que ya hay en estas tierras, ahora con más ‘mares’. De nuevo, cinco hectáreas rodeadas de arenas blancas y palmeras en plan oasis, a lo que hay que sumar diez pistas de tenis, dos campos de fútbol, un campo de hockey, minigolf y un polideportivo al aire libre.

Las Brisas de Santo Domingo, en Chile

No lejos de Santiago, la capital, este paraíso consagrado al relax, donde el golf es deporte nacional con un campo de 27 hoyos que es el mejor del país. Todo es a lo grande aquí. Un complejo de 300 hectáreas en el país del desierto de Atacama, en el que lugares como Antofagasta, Parinacota o Tarapacá nos invitan a leer, amenizado con piscina al aire libre y climatizada, zonas verdes, pistas deportivas y ahora también una laguna navegable de dos hectáreas.

Crystal Lagoons es una compañía internacional de innovación fundada por el científico Fernando Fischmann, que ha desarrollado una tecnología patentada que permite la construcción y mantención a bajo costo de lagunas cristalinas de tamaño ilimitado.

FUENTE

 

 

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Etiquetas:, , , ,

Te puede interesar