Proyecto de Crystal Lagoons en España ad portas de convertirse en mayor playa artificial de Europa

25 Abril, 2019 / Noticias

El proyecto de Crystal Lagoons®, Alovera en España, desarrollado en conjunto con Grupo Rayet, está un paso más cerca de convertirse en realidad. El desarrollo contempla una lámina de agua cristalina con tecnología Crystal Lagoons, y una zona de playa de 14.600 metros cuadrados. Al terminar la construcción, sería la playa artificial más grande del viejo continente.

Ya cerrado el proceso de licitación para dar visto bueno del desarrollo, los resultados debiesen publicarse pronto por el Ayuntamiento de Alovera (Guadalajara), para la construcción de un gran espacio recreativo sobre una parcela de dominio público de 105.000 metros cuadrados. Este trámite prevé desbloquear las obras de la futura mayor playa artificial de Europa.

La estimación de afluencia de público podría rondar los 340.000 visitantes al año, con picos de 2.700 personas al día durante los meses estivales. No obstante, dichas instalaciones permitirían acoger hasta a 5.000 personas de forma simultánea, no sólo en el área de baño sino también en los equipamientos de ocio y deportivos del complejo.

Estos incluyen un parque de ocio con escuela de vela, kayak o paddle surf, junto con piscinas, toboganes, así como zona de tirolinas, restaurantes y aparcamiento para un millar de vehículos.

Los medios locales han hecho hincapié en la tecnología sustentable de la multinacional que precisamente se destaca por sus innovaciones en agua. Dentro de sus ventajas, resaltan su capacidad de frenar la evaporación del agua, que ha sido aplicada de forma satisfactoria en otros sitios del mundo, incluso en zonas desérticas, como Arabia Saudita Dubái, Dakar (Senegal), así como en Tailandia (Blue Tree Phuket, que se abrirá este año) o Miami (Jungle Island).

El común denominador de todos los anteriores recintos consiste en la puesta en marcha de estas infraestructuras turísticas con costes extraordinariamente reducidos. Así, la utilización de energía se limita a sólo el 2% de la que necesitaría una piscina estándar para los sistemas de filtrado de agua.

El uso de productos químicos sería cien veces inferior al de cualquier piscina al aire libre. Además, el consumo de agua viene a ser 30 veces inferior que cualquier campo de golf y un 50% menos de agua que el que podría requerir un parque de ese tamaño. Las patentes de Crystal Lagoons, que incluyen el uso de algoritmos y computación en la nube, aplican pulsos controlados de pequeñas cantidades de oxidantes y microbicidas en el agua, en función del crecimiento de las algas y bacterias.

Crystal Lagoons es una compañía internacional de innovación fundada por el científico Fernando Fischmann, que ha desarrollado una tecnología patentada que permite la construcción y mantención a bajo costo de lagunas artificiales de aguas turquesas de tamaño ilimitado.

Economista

Share

Etiquetas: , , , ,

Te puede interesar