Proyecto La Mansa de Crystal Lagoons apuesta por la sustentabilidad

9 Julio, 2019 / Noticias

Es el primer amenity de Crystal Lagoons® de Argentina que se alimentará con agua superficial y de lluvia, no afectando los recursos de la zona, sino aprovechando solo los excedentes de las lluvias que se acumulan en los bajos. La laguna, bautizada La Cristalina, se alimentará de aguas lluvias, que será recirculada, por lo que eventualmente deberá tener recargas mínimas para compensar en algunas épocas del año la evaporación natural.

El agua de la laguna de La Mansa, como todos los proyectos de Crystal Lagoons, cumple con estándares internacionales fisicoquímicos y microbiológicos más exigentes de calidad del agua, gracias a la tecnología pionera creada por la multinacional. De hecho, esta tecnología innovadora patentada a nivel mundial, que permite construir y mantener lagunas cristalinas de grandes tamaños en cualquier lugar del mundo y a muy bajos costos, utiliza un mínimo de aditivos y energía.

Gracias a la tecnología eco-amigable, el amenity de Crystal Lagoons utiliza hasta 100 veces menos químicos que los tratamientos convencionales de piscinas o de agua potable. Consume sólo un 2% de la energía utilizada por los sistemas de filtración convencionales en piscinas. Cumple con los estándares internacionales fisicoquímicos y microbiológicos más exigentes de calidad del agua y consume hasta 30 veces menos que un campo de golf y 50% menos que un área verde del mismo tamaño.

El desarrollo urbano con los parámetros más altos de sustentabilidad de Argentina

En su totalidad, el proyecto consta de 267 hectáreas, que incluyen un paraíso de aguas turquesas y arenas blancas, que recrearán un ambiente tropical, y dispondrá de centros comerciales, hoteles internacionales, aparthoteles, clubes de playa, 100.000m2 de edificios de real estate, clubhouse y centro deportivo y helipuerto privado.

La misión sustentable de La Mansa es “vivir bien hoy, mañana y siempre”, y nace con reglas claras para garantizar un entorno controlado, cuidado e integrado con el medio ambiente.

USO EFICIENTE DEL AGUA: Como una de las tantas estrategias, el proyecto fue concebido con la creación de una laguna que será el corazón del proyecto, que busca generar un circulo virtuoso en cuanto al uso del agua. Esto se logra aplicando tecnologías pioneras, y manejando el diseño y la construcción de cada detalle de la ciudad.

AHORRO ENERGÉTICO URBANO Y EDILICIO: El proyecto responde a exigencias de estándares de ahorro energético por encima de los definidos en la Ley de Eficiencia Energética en las Edificaciones de la provincia de Buenos Aires. Esto permite una reducción de consumo energético superior al 30% respecto a otros conjuntos urbanos similares, a partir de la elección de materiales, terminaciones y soluciones bioclimáticas y tecnológicas apropiadas.

MOVILIDAD SUSTENTABLE: El desarrollo dispone de más de 5.500m de ciclovías que, sumados a los sectores internos a los barrios, conformará un entorno donde por trabajo, diversión o deporte, se podrá circular en bicicleta o caminando, disfrutando de un paisaje natural y urbano de calidad. A esta posibilidad se suman los paseos a orillas del espejo de agua.

Crystal Lagoons es una compañía internacional de innovación fundada por el científico Fernando Fischmann, que ha desarrollado una tecnología patentada que permite la construcción y mantención a bajo costo de lagunas artificiales de aguas turquesas de tamaño ilimitado.

Clarín

Share

Etiquetas: , , , , , ,

Te puede interesar