¿Qué países están más abiertos a la innovación y el cambio tecnológico en América Latina?

12 Julio, 2018 / Artículos
images

El cambio se ha convertido en una especie de moneda dentro del mundo actual. Cada vez más, la innovación y la adaptación a las nueva tecnologías, han pasado a tener un valor especial, ya que cómo se preparen los países y reaccionen ante eventos repentinos, puede influir directamente en el éxito y bienestar de los ciudadanos e instituciones.

Este es precisamente el foco del 4to Índice de Preparación para el Cambio 2017 (Change Readiness Index 2017, CRI, por sus siglas en inglés), un estudio realizado por KPMG International, una red de firmas multidisciplinarias que proveen servicios de Auditoría, Impuestos y Asesoría.

La investigación analiza específicamente a 136 economías, de acuerdo a su capacidad para responder y adaptarse a cambios significativos como resultado de eventos a corto plazo, como son desastres naturales, así como tendencias demográficas, económicas, sociales y tecnológicas a largo plazo.

De esta manera, el índice busca ser una herramienta para que los países puedan conocer a fondo en dónde enfocar sus inversiones, para prepararse frente al creciente ritmo de cambio a nivel mundial, analizando la capacidad de cada con base en tres pilares principales en términos de capacidad: empresas, gobierno, y ciudadanía y sociedad civil.

“El bienestar de los ciudadanos de un país depende hoy, más que nunca, de la capacidad para hacer frente y aprovechar el cambio. El CRI muestra una visión que revela los países mejor posicionados para soportar y beneficiarse del inevitable cambio, así como los factores detrás de su disposición”, indica Jesús González, Socio de Asesoría en Sostenibilidad, Gobierno Corporativo y Administración de Riesgos de KPMG en México.

Los primeros a nivel global

Dentro de los países que lideran esta lista, al menos siete de los diez primeros son ocupados por naciones de Europa. Entre ellos, por primera vez Suiza se coloca en la posición número uno dentro de la clasificación (seguido por Suecia y Emiratos Árabes Unidos), reemplazando a Singapur, que había ocupado el primer lugar en los índices de 2013 y 2015, y que en esta oportunidad se encuentra en el tercer puesto.

Asimismo, por primera vez Reino Unido se colocó dentro de los primeros 10 lugares, fortaleciendo así su disposición al cambio en un momento tan decisivo, dado que el país se prepara para el brexit. No obstante, el país aparece recién después de otras naciones como Dinamarca, Nueva Zelanda, Países Bajos, Finlandia y Alemania.

En el caso de Estados Unidos, esta nación también mejoró de manera significativa su clasificación desde la edición anterior del CRI, incrementando ocho lugares, de la posición 20 en 2015 a la número 12, aun cuando han enfrentado un proceso de elecciones.

¿Qué pasa con Latinoamérica?

Dentro del índice se consideraron 21 países de América Latina, de los cuales hay varios que se posicionan en la primera mitad de la lista general, como Chile (24), seguido de Uruguay (29), Costa Rica (33), Panamá (41) y Perú (47). En tanto, otras naciones como Brasil y México aparecen recién en el lugar número 79 y 71 respectivamente. En este último caso, ocupando el octavo lugar a nivel regional y varios lugares más abajo del puesto 42 que ocupaba en 2015.

En tanto, Chile se convierte en el único país de la región que se coloca en los primeros 25 países de la tabla y es un claro ejemplo a seguir considerando la habilidad para afrontar el cambio de sus instituciones (sociedad civil), situación fiscal y presupuestaria, y su sector financiero.

Mientras tanto, en el caso de México, el estudio reconoce algunas fortalezas de este país como el sector financiero, su gente y la sociedad civil; sin embargo, las oportunidades en las que debe trabajar la nación son innovación, investigación & desarrollo (I&D), seguridad y estado de derecho.

“México tiene aún grandes retos tanto en el presente como el futuro. Se deben replantear objetivos, tareas y mediciones a nivel nacional para que el crecimiento demográfico, a futuro, realmente se transforme en un bono y no en un conflicto. Temas como educación, corrupción y estado de derecho deben ocupar los principales puntos de la agenda nacional, donde tanto empresa, como gobierno y sociedad civil tienen retos y trabajo por delante. En la fuerte dinámica mundial y local, debemos reaccionar de forma proactiva con mayor velocidad, para cosechar oportunidades”, agrega Jesús González.

Subir en una compleja lista

¿Cómo es posible mejorar en un listado tan complejo? De acuerdo al índice, factores como la migración, el desmedido envejecimiento de la población, el acceso a servicios de salud, entre otros, representan un promotor significativo del cambio para muchos países.

No es una coincidencia que los países con altas puntuaciones en el CRI – incluyendo Suecia, Alemania, los Países Bajos y Reino Unido – tengan mayores porciones de población migrante o estén viviendo actualmente cambios sociales.

“Los países mejor posicionados tienen la combinación de servicios sociales, redes de seguridad, oportunidades académicas y económicas necesarias para afrontar el cambio en la sociedad”, indica Jesús González para finalizar.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar