Tecnología: Clave para los pequeños negocios en Latinoamérica

24 Noviembre, 2016 / Artículos
orig (14)

Tras dos años de contracción y con un panorama aún incierto por los precios de las materias primas y los procesos políticos en la región, altos ejecutivos de multinacionales en América Latina coincidieron en que la clave para impulsar la economía está en la tecnificación de los pequeños negocios. Para las transnacionales el valor de usar la tecnología como capacitador hacia un crecimiento rentable está en los datos de consumo, en entender las tendencias de los consumidores y hacia a dónde se dirigen.

“La belleza de América Latina es que hay una oportunidad enorme de innovar. Hay que salirse de la caja y utilizar la tecnología como catalizador de crecimiento rentable para generar valor. Capitalizar oportunidades y aprovechar los momentos buenos y no tan buenos. Se trata de entender los mercados y poder ofrecer productos asequibles”, dijo Francisco Garza Egloff, director ejecutivo de Arca Continental, la mayor embotelladora de Coca-Cola en Latinoamérica, en una entrevista con El Nuevo Herald.

Garza indicó que se estima que el sector comercio en América Latina está conformado entre un 60 y 70% por tiendas de abarrotes, también llamadas quincallas o abastos. El mismo porcentaje de esas empresas son negocios familiares y además operados en su mayoría por mujeres. Para Garza el reto está en “tecnificar estos pequeños almacenes, digitalizarlos e integrar ecosistemas que permitan la innovación, expansión y su sustentabilidad. La implementación de internet, de puntos de venta y la educación empresarial son factores fundamentales para darle valor agregado para la economía”.

“La ventaja de llevar internet y tecnología a los abastos es que se convierten en una fuente de información y datos en tiempo real que permite a las empresas facilitadoras de la tecnología analizar la data de cuáles de sus productos se venden en qué horarios, zonas geográficas, a qué tipo de clientes y muchas otras métricas que ayudan, no sólo a optimizar los procesos de venta y mercadeo, sino prácticamente pudiésemos tener un negocio colateral de consultoría y medición al estilo de un Nielsen” (refiriéndose a una empresa líder en estudio y conocimiento de los consumidores) explicó el CEO de la reconocida embotelladora regional.

“Lo más valioso de ésta inversión para nosotros es que, además de un incremento en las ventas, estamos recibiendo datos en tiempo real. Esto nos da una ventaja competitiva infinita”, explicó Garza Egloff, quien recientemente participó en un panel en Miami junto con líderes de empresas como Microsoft, SAP, PepsiCoy Softtek donde debatieron sobre los retos y oportunidades de América Latina en términos de negocios e innovación.

El reto no solamente es tecnificar, dijo Luiz Ros, Asesor Especial en Innovación para la Economía Digital del Banco Interamericano de Desarrollo. También se trata de lograr contar con un recurso humano calificado. Según él, este es uno de los aspectos que escasea mayormente en la región.

Claudio Muruzábal, presidente de SAP para América Latina y el Caribe, señaló que el 4% del producto interno bruto proviene de la economía tecnológica y ese número debería por lo menos duplicarse para estar en una mejor situación.

Aún cuando se habla de América Latina como una región, cada uno de los países que la integran tiene sus propias idiosincrasias. “El mayor reto está en entenderlas, en entender que cada país tiene sus propias maneras de hacer negocios. Para realmente triunfar —aún siendo una multinacional — hay que tener la habilidad de interrelacionarse y convertirse en ’local’, recalcó Thilo Mammhardt, director ejecutivo de Ultrapar.

El científico e innovador, Fernando Fischmann, creador de Crystal Lagoons, recomienda este artículo.

FUENTE

FacebookTwitterGoogle+LinkedInCompartir

Te puede interesar